Isla de Gran Canaria ” Continente en Miniatura”

Debido a las diferentes formas paisajísticas y los microclimas que caracterizan a Gran Canaria, los conocedores de la isla la llaman con entusiasmo continente en miniatura. Bosques verdes, fauna y flora exótica, grandiosos paisajes de dunas, caprichosas formaciones montañosas, calderas volcánicas, a veces nieve en las cumbres más altas, valles fértiles, una capital dinámica y hermosas costas con playas espectaculares, ofrecen a los visitantes y habitantes una generosa diversidad.

_MG_7618-1

 

Una característica especial son los barrancos, que llegan desde las cumbres de una altura de más de 2000 m hasta las orillas del mar. No existe ninguna otra isla con una diversidad tan grandiosa de paisajes únicos. En el norte se pueden encontrar regiones agrícolas fértiles con increíbles valles llenos de plataneras; en el oeste, acantilados escarpados que caen casi verticalmente al mar; en el este, llanuras con apenas vegetación y, en el interior, las cumbres boscosas. Pero también hay valles con praderas verdes llenas de amarillos dientes de león y almendros que desprenden un magnífico olor, que le recuerdan a uno los paisajes de Baviera en el sur de Alemania. Sobre todo en el sur de la isla se encuentran las extensas playas de arena dorada. Famosas en todo el mundo son aquí las Dunas de Maspalomas, que invitan a largos paseos por la fina arena dorada. También para aquellos, a los que les encantan las solitarias bahías románticas, Gran Canaria ofrece suficientes posibilidades en el sur y suroeste. Aquí destaca especialmente la Playa de GüiGüí, a la que sólo se puede llegar después de una caminata a pie de dos horas. Una de las playas más bonitas de Gran Canaria y también a nivel mundial es la playa urbana de Las Canteras en Las Palmas, a menudo comparada por turistas y locales con la Copacabana en Río de Janeiro. Ya en la Antigüedad, Gran Canaria fue denominada isla afortunada y eso no sólo por su clima único. La Corriente del Golfo regula las temperaturas de aire y agua y garantiza que también en los meses de invierno se dé un clima agradable.